Rajoy y el Diablo

Un día, un político de poca talla y menor expectativa, heredero de un partido convulso agujereado de corruptos y aprovechados que aún se empecinaba en repetir ‘ha sido ETA’, paseaba una fría y encapotada mañana su resignada apatía por la playa de Silgar, cuando la voz grave aunque algo estridente de un no percibido compañero de paseos lo sacó de su lúgubre ensimismamiento.
– Te invito a un café, Mariano.

Seguir leyendo Rajoy y el Diablo